Creemos

La Comunidad Bíblica Tzion es una Iglesia Cristiana Evangélica. De doctrina conservadora, cuya creencia se describe a continuación. Una síntesis de las doctrinas esenciales que identifican y dan base a su fe. 
  1. LA BIBLIA: Creemos que la Biblia “ES” la Palabra de Dios, plena y verbalmente inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:21). Compuesta por sesenta y seis libros; 39 en el Antiguo y 27 en el Nuevo Testamento. Autoritativa como norma de fe y conducta (Éxodo 20; Deuteronomio 30:15-20; Salmos 19:7-11; Proverbios 1:1-5; 7:1-3). Medio por el que Dios mismo se da a conocer al hombre y por el cual, comunica sus verdades, planes y propósitos a Israel, la Iglesia y al mundo entero. Inmutable y eterna, no cambia y permanece para siempre (Marcos 13:31). Infalible, no tiene errores ni contradicciones de origen. Suficiente, suple todos los requerimientos y necesidades humanas.
  1. DIOS: Creemos en el Dios de la Biblia. Creador del cielo, la tierra y de toda especie, siendo el hombre el sello final de su creación (Génesis 1; Isaías 42:5; Romanos 1:25). Padre de Jesús (Lucas 10:22; 24:49; Juan 12:26; 2Corintios 1:3; Hebreos 1:1). Omnipotente (Éxodo 6:2-3; Salmos 91:1), Omnisciente (Salmos 44:21; 139:1-4). Omnipresente (Salmos 139:7-12). Santo en su naturaleza y carácter (Josué 24:19; Isaías 6:1-3). Soberano en sus acciones y decisiones (Isaías 14:27; Hechos 4:24, 27-28). Único Dios (Isaías 46:9). Sabio en el diseño del universo, de sus planes y propósitos para Israel, la Iglesia y el mundo entero.
Es amor y ama incondicional y voluntariamente al mundo, siendo el sacrificio de su Hijo Jesucristo en el Calvario, el mayor gesto de ese amor (Romanos 5:8; 1 Juan 4:8). 
  1. JESÚS: Creemos que Jesús es Dios (Colosenses 2:9). Preexistente (Juan 17:5). Verdadero Dios y verdadero hombre. Hijo Unigénito de Dios (Juan 1:14; 3:16; 1Juan 4:9). Primogénito, nacido virginalmente (Isaías 7:14; Mateo 1:23-25). Vida sin pecado y ministerio poderoso en enseñanza, prodigios y milagros (Hechos 2:22; He 4:15). Muerto por los pecados de Israel y del mundo, y resucitado corporalmente por el poder de Dios (Isaías 53; Hechos 2:32; 4:9-10; 17:3; Romanos 4:23-25). Ascendió a la diestra del Padre a interceder como Sumo Sacerdote (Hechos 7:55-56; Romanos 8:34). Finalmente regresará al mundo por sus santos (Rapto) y al final de la Gran tribulación regresará con sus santos por segunda vez.
  1. EL ESPÍRITU SANTO: Creemos en el Espíritu Santo. Tercera persona divina (Mateo 3:16-17). No una fuerza ni un poder impersonal. Testifica de Cristo (Juan 15:26). Habla (Hechos 28:25). Convence (Juan 16:8). Guía (Juan 16:13). Enseña (Juan 14:26). Aboga (Juan 14:16). Bautiza y llena (Hechos 1:5; 2:4). Intercede (Romanos 8:26-27). Prohíbe (Hechos 16:6). Sella (Efesios 1:13). Se le miente (Hechos 5:3). Se entristece y resiste (Efesios 4:30; 1Tesalonisences 5:19). Mora en los hijos de Dios (Juan 14:17; 1Corintios 3:16; 6:19). Inspira (2Pedro 1:21). La Palabra es su espada (Efesios 6:17). Da y manifiesta los dones (1Corintios 12:4-13). Forma el carácter de Cristo–El fruto (Gálatas 5:22-23).
  2. DIOS – EJAD: Creemos en Dios en una unidad compuesta (del término hebreo Ejad); Padre, Hijo y Espíritu Santo, indivisibles e interdependientes. De una misma naturaleza, co-iguales, co-eternos (Deuteronomio 6:4; Lucas 3:21-22; Juan 14:23). No un Dios en tres modos o facetas, ni un Dios unitario (del término hebreo Jachid). Bíblicamente es un “misterio”. También es lo que se llama con el término “trinidad” desde el siglo IV.
  1. EL PECADO: Creemos que el primer pecado, en el Edén, es el producto de la autosatisfacción del propio deseo del hombre. Este pecado fue la primera infracción y desobediencia a la palabra de Dios. Mientras más el hombre satisface sus propios deseos, por sobre los de Dios, más se hace esclavo del deseo, por ende, vive pecando. ¿Cómo es esto? La tentación atrajo, inclino y sedujo el deseo interior del hombre hacia y en contra de Dios. Todos los hombres tienen una tendencia fuerte a pecar (Romanos 5:12, 18; 6:12-14; 7:5, 17-23; 8:7-8). El pecado esclaviza (Juan 8:34; Romanos 6:16). Detiene la bendición (2Cronicas 7:12-14; Jeremías 5:25). Nos separa de Dios, cierra sus oídos (Isaías 59:1-2). Nos priva de su gloria y nos conduce a muerte eterna (Romanos 3:23; 7:10-11; Santiago 1:15).
  1. LA SALVACIÓN: Creemos que provista por Dios a través de la muerte expiatoria de Jesús (Hechos 4:12; 1 Juan 2:2; 4:10) Es totalmente gratuita para todo pecador que se arrepiente de sus pecados y con fe, recibe a Jesús como Salvador (Juan 3:16).
La salvación implica que fuimos;
  • Comprados, su vida es el precio (1 Corintios 6:20; 7:23);
  • Liberados, cortó las cadenas de pecado (Juan 8:36; Gálatas 5:1; Romanos 8:10; Colosenses 1:13);
  • Justificados, llevó sobre sí los pecados y el juicio por ellos (Romanos 3:24),
  • Santificados; nos separó para Dios y nos presentó limpios ante Él (1 Corintios 1:1-2; 6:11)¸
  • Reconciliados, quitó las barreras del pecado (Romanos 5:10).
Finalmente, nos hizo participes de una nueva naturaleza, la divina (2 Pedro 1:1-4), por la cual somos considerados justo en los méritos de Cristo. 
  1. EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU: Creemos que el bautismo es una obra soberana de Dios dada sólo (a sus hijos) a los creyentes en Cristo (Hechos 7:32; 8:14-17; 10:44). Es una promesa que se espera con gran expectación (Lucas 24:49; Hechos 1:4; 2:33). Hablar en lenguas es su evidencia inicial (Hechos 2:4; 10:44-46). Faculta a los creyentes de poder para testificar (Hechos 1:8; 4:31). Es ungimiento de aprobación de Dios a la obra expiatoria de Cristo y a su ofrenda (como 120 discípulos) en el aposento alto (Hechos 2).
  1. LA LLENURA DEL ESPÍRITU: Creemos que la llenura es una experiencia diaria que debe mantenerse en el tiempo (Efesios 5:18). El Espíritu Santo mora en nosotros, pero ¿nos posee a nosotros? La llenura es condicional, mientras más mengua el YO, más el Espíritu Santo podrá ir evidenciando el carácter de Cristo por medio de nosotros. El ser llenos del Espíritu es ser lleno de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley (Gálatas 5:22-23). Es el carácter de Cristo que debe ser manifestado.
  1. ISRAEL: Creemos que es la nación elegida por Dios (Deuteronomio 7:6-11; Romanos 11:28). Formada por 12 tribus (1Reyes 11:29-31; Apocalipsis 21:12), sus padres son Abraham, Isaac y Jacob (Éxodo 3:6-16). Oprimidos por Egipto, Asiria, Babilonia, Persia y Roma. De ellos viene la salvación-Salvador del mundo (Juan 4:22), y de ellos son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas (Romanos 9:4). El olivo natural al cual la iglesia (olivo silvestre) fue injertada, provee la sabia de la vida (Ro 11). Sus dones y llamamiento son irrevocables (Romanos 11:29). Su restauración total será en la venida del Mesías (Romanos 11:12, 15, 26).
  1. LA IGLESIA: Creemos que la Iglesia es el órgano vivo representativo de Jesús en el mundo, su cuerpo (1 Corintios 12:27; Efesios 5:30). No el edificio físico (1 Corintios 6:19). Compuesta por la reunión y unidad de aquellos que han creído en Jesús como su Salvador tanto judíos como gentiles (1 Corintios 12:4), que se edifican mutuamente por la Palabra de Dios (Efesios 4:16), adoran a Dios y dan a conocer el evangelio de Jesús a todos los hombres (1 Corintios 9:17-18). La Iglesia es el templo del Espíritu Santo, y es quien manifiesta a Cristo al mundo en palabras y carácter.
  1. LOS DONES DEL ESPÍRITU: Creemos que Dios ha facultado por medio del Espíritu Santo con dones (regalos) a la iglesia. Se pueden dividir en tres categorías; 1) Dones de servicio (Romanos 12:6-8); 2) Dones espirituales (1 Corintios 12:4-11) y 3) los dones ministeriales. Estos dones no han cesado en su función. Mientras los creyentes estén como miembros vivos del cuerpo de Cristo, su iglesia, los dones seguirán manifestándose por acción del Espíritu.
  1. LOS DONES MINISTERIALES: Creemos en los 5 dones ministeriales; apóstoles, evangelistas, profetas, pastores y maestros. Establecidos por Dios para edificar la iglesia y perfeccionar a los creyentes (Efesios 4:11). Ninguno ha cesado en su función. Son por esencia, dones al servicio de Dios y de toda la iglesia. Mientras la iglesia permanezca en el mundo como el cuerpo de Cristo, los dones ministeriales seguirán edificando y perfeccionando a los santos.
  1. LA SANIDAD DIVINA: Creemos en la sanidad divina y en todas las obras de prodigios y señales manifestadas en las Escrituras (Hechos 5:12). Creemos que los hijos de Dios tienen autoridad no sólo para echar fuera demonios sino también para sanar toda enfermedad y dolencias (Mateo 10:1, 5-8; Marcos 16:17-18; Hechos 5:14-16).
  1. EL INFIERNO: Creemos que el infierno es real, literal y no simbólico (Lucas 16:19-31). Se encuentra bajo la tierra (Isaías 14:9). Destino temporal de los que han rechazado la salvación provista por Dios en Cristo (Apocalipsis 20:13-15). No prevalece contra la iglesia (Mateo 16:18). Cristo bajo a él y llevo la cautividad al cielo (Efesios 4:8-9). Cristo tiene sus llaves (Apocalipsis 1:17-18). Es de fuego (Mateo 5:22). Es castigo eterno (Mateo 25:46). Su destino es el lago de fuego (Apocalipsis 20:14; Juan 5:29).
  1. EL MUNDO ESPIRITUAL: Creemos en el mundo espiritual compuesto por ángeles (Mt 24:31), arcángeles (Daniel 10:13; Judas 9), serafines (Isaías 6:2), querubines (Gn 3:24) y demonios (Mt 8:16).
Se agrupan en ángeles y demonios:
1) Los ángeles: Sirven a Dios y han permanecido fieles a Él (Salmos 103:20; 148:2). Cuidan a los hijos de Dios (Salmos 34:7; 91:11-12) y los libran del mal (Hechos 5: 19). Hablan (Hechos 8:26). Limitados en conocimiento (Mateo 24:36). Son muchos en número (Hebreos 12: 21-22). Segarán a los impíos (Mateo 13:41-43). Juntarán a los escogidos de Dios (Mateo 24:31). Sirven a Cristo (Marcos 1:13). Volverán con Cristo (Mateo 25:31).
2) Los demonios: Se revelaron junto Satanás contra Dios (Ezequiel 28:16). Atormentan a los hombres (Mateo 15:22). Poseen a los hombres (Lucas 8:27). Satanás es su príncipe (Marcos 3:22-27). Creen y tiemblan (Santiago 2:19). Hay un número en cadenas (2Pedro 2:4; Judas 6). Los libres tienen una jerarquía (Efesios 6:12). Están en oposición a los hijos de Dios (Daniel 10:12-13). No pueden separarnos de Dios (Romanos 8:38-39). Están sujetos a Cristo (1Pedro 3:22). Limitados en poder, espacio y conocimiento. 
  1. LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS: Creemos en la resurrección de los muertos. Es una promesa del Antiguo Testamento (Isaías 26:19; Oseas 6:1-2). Promesa futura (Juan 6:40) Jesús promete su resurrección (Marcos 14:28; Juan 20:9; Romanos 14:9; 1 Corintios 15:4). Resucita a otros (Mateo 11:4-6). Lázaro es resucitado (Juan 11:23-44). Los muertos en Cristo resucitarán primero (1 Tesalonicenses 4:16). Esperanza viva (1 Corintios 15:16-32). La 1ra resurrección (Apocalipsis 20:5-6). Resurrección de juicio (Apocalipsis 20:11-15).
  1. LA VIDA ETERNA: Creemos en la vida eterna (Mateo 25:45-46). Premio y herencia a los siervos de Cristo (Mateo 19:29-30; Juan 12:25-26). Para los que creen y tienen a Cristo (Juan 3:36; 1 Juan 5:10-12). Es una dádiva de Dios en Cristo (Romanos 6:23). Es una promesa divina (Tito 1:1-3). Destino de los salvos (Romanos 6:22). Por la muerte y resurrección de Cristo los creyentes que han muerto tienen la esperanza y la promesa de heredar la vida eterna.
  1. LOS SUCESOS ESCATOLÓGICOS: La Apostasía (2 Tesalonicenses 2:3). Manifestación del Anticristo (2 Tesalonicenses 2:3, 8-10). El Rapto a la final trompeta* (1 Corintios 15:51-54; 1 Tesalonicense 4:17-18). El Tribunal de Cristo (Romanos 14:10-11; 2 Corintios 5:9-10). La Gran Tribulación (Mateo 24:21; Apocalipsis 7:22). Las Bodas de Cristo (Apocalipsis 19:1-10). La 2da Venida de Cristo (Apocalipsis 19:11-21). El Milenio (Apocalipsis 20:1-6). Juicio final de Satanás (Apocalipsis 20:7-10). El Juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:11-15). Sólo se han destacado los eventos más sobresalientes, entre y en medio de estos eventos hay otros muchos más.
  1. LAS AUTORIDADES Y LEYES CIVILES: Creemos en las autoridades civiles debida y legítimamente electas y en todas las leyes emanadas del Estado, salvo, las que sean contra los principios bíblicos, la vida, la moral o las buenas costumbres (Romanos 13:1-5).
TAMBIÉN PRACTICAMOS COMO PARTE VITAL DE LA IGLESIA: 
  1. Bautismo: El bautismo es para quienes han aceptado a Jesús como Salvador y Señor de sus vidas. Es un acto simbólico de arrepentimiento y obediencia, a conciencia y plena comprensión del mismo (Mt 3:13). Es identificarse con Cristo.
  1. Presentación de niños: Los niños que aún no tienen conciencia del bien, del mal ni del pecado, son presentados ante Dios para ser bendecidos.
  1. La Cena del Señor (Pascua): En momento simbólico donde se recuerda a Jesús en comunión y con la expectativa de su pronto regreso. Se recuerda la liberación de Israel de Egipto y el gran sacrificio de Cristo. Conserva viva la llama de la vida con la esperanza de encontrarse con Él.
  1. Matrimonios: Por lo establecido por Dios en su Palabra, entre un hombre y una mujer, se unirán y serán una sola carne. Es la primera institución sagrada bendecida por Dios.
  1. La disciplina: Se practica con el fin de mantener a la Iglesia sana. Se aplica con amor con el objetivo de restaurar al hermano caído.